Entradas

Cuatro sorprendentes beneficios de hacer ejercicio en la noche

ejercicio en la noche

Llegaste a este artículo por una de dos razones: estas tratando de encontrar la mejor hora para hacer ejercicio o quieres convencerte que ejercitarte al final de la jornada fue la decisión correcta. Como sucede con muchas dudas sobre fitness, la respuesta varía dependiendo de tu cuerpo y rutina personal. No hay definitivos sobre el horario ideal, pero en la noche puedes encontrar interesantes y sorprendentes beneficios de hacer ejercicio.

Como recomienda Men’s Health, antes de cambiar todo tu horario por completo, ten claro que la consistencia, la nutrición, el tiempo de recuperación y el entrenamiento que realizas son factores aún más importantes que la hora del día, por lo tanto no debes alterar toda tu rutina si afecta alguno de esos factores.

Entonces ¿cuáles son los beneficios del ejercicio físico en la noche?

  1. Puedes quemar más grasa.
  2. Tu cuerpo descansa mejor.
  3. Aprovechas mejor la ingesta de proteína.
  4. Mejoras detalles de tu día a día.

1. Prepárate para quemar más grasa

ejercicio

Como señala BodyBuilding, al final del día tu cuerpo está en condiciones diferentes a la mañana o la tarde, lo cual te ayuda a quemar mucha más grasa que en otros momentos del día:

  • La coordinación, estamina y temperatura del cuerpo están en su mejor punto.
  • Los pulmones funcionan a su mayor capacidad.
  • La flexibilidad mejora.

Para apoyar la idea, un estudio de la universidad el Sur de Misisipi siguió el rendimiento de 16 hombres durante 10 semanas de ejercicio. La mitad de ellos entrenaron en la mañana antes de las 10 am y la otra mitad después de las 6 pm. Este último grupo redujo su grasa corporal 4% más que las personas que entrenaron a temprano en el día.

Aunque estos resultados no son definitivos para toda la población (16 sujetos de prueba son un número reducido), demuestran que darle un empujón al metabolismo, en el momento que generalmente decrece su actividad, ayuda a quemar grasa. Entonces, si tu objetivo es un abdomen plano o solo mantenerte sano, realiza tu rutina de crunch abdominal o sal a caminar en la noche.

2. Sácale provecho a la proteína

proteina

La proteína es una parte importante de la dieta de toda persona que realiza ejercicio, por lo tanto, sacarle provecho es fundamental para tener el cuerpo que deseas. De hecho, lo ideal es comer una buena porción de proteína 2 o 3 horas antes de ir a dormir.

¿Cómo se combina esto con una rutina nocturna? Es simple: tus músculos piden reposo y nutrientes para regenerarse una vez has terminado de ejercitarlos. Si consumes proteína y vas a dormir a las pocas horas, tu metabolismo estará en el mejor escenario para descansar, recuperarse y usar la proteína consumida.

Balancear tu tiempo de ingesta de proteína, ejercicio y reposo determina que tan efectivo será el crecimiento del músculo. La ciencia tras esto es la llamada síntesis de proteínas, un proceso donde tu cuerpo toma los nutrientes necesarios para reparar el daño del músculo. Si vas a dormir sin consumir suficiente proteína, tu cuerpo literalmente no tendrá cómo aumentar el volumen de los músculos. Si vas a dormir con la dosis necesaria, el proceso se realizará correctamente y habrás aprovechado tu tiempo, comida y ejercicio.

3. Tu cuerpo descansa mejor

descanso

Cuando te preguntas por qué es importante hacer ejercicio, también debes tener en cuenta la relevancia del descanso. Según LiveStrong, el ejercicio no debe interferir con el sueño, pues la falta del mismo causa estrés y otras molestias que pueden sabotear tu progreso. Además, mientras duermes el cuerpo genera hormonas relacionadas con el crecimiento, claves para construir músculo. 

La recomendación es ir a la cama, por lo menos, dos horas después de terminar tu rutina. Con esto el metabolismo entra fácilmente en reposo (por la intensa actividad física) y podrás descansar mejor, dejando que todo tu cuerpo se recupere, perdiendo grasa y construyendo músculo.

Evita que el dolor muscular te mantenga despierto realizando ejercicios de calentamiento antes de empezar tu rutina y estiramientos una vez hayas acabado.

4. Mejoras detalles de tu día a día

felicidad

Además de un grupo de beneficios físicos, la importancia del ejercicio trasciende a pequeños pero significativos detalles de tu vida diaria, como destaca Fitness Republic:

  • Duermes más en las mañanas: ahora que has decidido usar las noches para ejercitarte, puedes dormir un poco más en la mañana. No tienes que levantarte más temprano para empezar tu rutina o ir hasta el gimnasio.
  • Enfrentas malos hábitos: si eres dedicado y vas todos los días en la noche al gimnasio, estarás enfrentando malos hábitos que antes ocupaban ese espacio del día. Ya sea comer de más, beber o simplemente alimentar tu sedentarismo.
  • Descarga el estrés de todo el día: seguramente después de un largo día de trabajo solo quieres descansar, pero créenos, el ejercicio puede ser un excelente desestresante. Los estudios señalan que gracias a la  actividad física puedes reducir la ansiedad y síntomas de depresión.

A veces el paso más difícil es empezar. ¡Conoce las claves para motivarte a iniciar una vida de ejercicio y fitness dando clic en el botón!

 

¿Qué cenar para no engordar? Seis opciones rápidas

Las tareas que realizas al finalizar un largo día de trabajo seguramente no son tus favoritas. Por ello, cuando de cenar se trata, es probable que seas un poco descuidado con tu alimentación, después de todo quieres descansar y una comida sin complicaciones es tu primera y única opción. En ese proceso puedes estar ingiriendo […]