Propósitos de año nuevo: ¿por qué el ejercicio debería ser tu #1?

Correr

Los propósitos de año nuevo son los protagonistas de este época. A parte de celebrar y despedir los últimos 365 días, es el momento ideal para plantearse qué viene a futuro: ¿Un paso en tu carrera? ¿empezar nuevos estudios? ¿finalmente visitar ese país que tanto quieres? Sea el conjunto de propósitos que tengas, la meta siempre es evolucionar: ser la mejor versión de ti mismo ¿qué tal pensar en hacer ejercicio?

El ejercicio no es sólo una actividad física, también es toda una práctica mental y, algunos dirían, espiritual. Mente sana en cuerpo sano reza la vieja frase y las siguientes son las razones reales y científicas para sustentarlo. Basados en estudios de la Clínica Mayo y la NCBI (el centro nacional para la información de biotecnología de los Estados Unidos), estos son los motivos por los cuales debes hacer ejercicio en el nuevo año:

Para tu mente

Puede mejorar tu estado de ánimo

Ya sea para levantar tu ánimo o simplemente liberar algo de estrés, una sesión de ejercicio estimula varios químicos de tu cerebro que te harán sentir más relajado y feliz. reduciendo los sentimientos de ansiedad y depresión. La ciencia tras esto son las hormonas de la serotonina y la noradrenalina, encargadas de ayudar en esos cambios emocionales.

Tu cuerpo también produce endorfinas, que son conocidas por colaborar en la reducción del dolor y la aparición de sensaciones positivas. Un estudio con 24 mujeres que sufrían depresión demostró que, ejercitarse en cualquier intensidad, ayuda a reducir significativamente esa enfermedad. Lo contrario sucede con aquellas personas que dejan de ejercitarse: un estudio en 26 personas demostró que aquellos que paraban de realizar actividad física tenían cambios de humor negativos.

Por supuesto, el cambio estético ayuda a mejorar la confianza y la autoestima.

El ejercicio puede ser divertido

Practicar un deporte o asistir al gimnasio te permite acceder a un cambio de rutina que puedes disfrutar. Puede ser una excusa para compartir con amigos o familia en un nuevo entorno, apoyándote en ellos para motivarte a ser dedicado.

Visitar nuevos espacios también te permite conocer nuevas persona. ¿Qué mejor para descubrir nuevas amistades que un obvio propósito en común?

¡Más energia para tu vida!

Los mencionados cambios químicos no solo ayudan a mejorar tu estado de ánimo, también te entregan más energía física. En el caso de personas que sufren de condiciones médicas como la fatiga o la fatiga cronica, realizar ejercicio de forma constante reduce los síntomas de esas dolencias.

El ejercicio es un recomendable acompañante para todo tipo de terapias, incluso puede ayudar a aumentar los niveles de energía en personas con enfermedades progresivas como el cancer o el VIH.

Ayuda a tu cerebro

Ser juicioso con tu actividad física mejora las funciones de tu cerebro y protege las habilidades de la memoria y el pensamiento ágil.  La lógica es la siguiente: aumentar el flujo de sangre y oxígeno también ayuda a tu cerebro, combinado con la producción de hormonas que estimulan el crecimiento de las células cerebrales.

Toda esta actividad, que promueve cambios en tu cerebro, te dará una mejor vejez, previniendo futuros problemas de salud.

Para tu cuerpo

Controla tu peso y figura

Realizar actividad física de forma constante puede ayudar a prevenir exceso de peso, así como reducir grasa corporal. Es ampliamente conocido que, junto a la dieta correcta, realizar ejercicios que exijan esfuerzo de tu sistema cardiovascular pueden ayudarte a perder peso. Inclusive, no se trata solo de correr, también caminar puede ayudar a generar el mismo efecto.

¿Cómo se relaciona la reducción de peso y la actividad física? Tu cuerpo usa energía de tres formas: en la digestión, el ejercicio y funciones como respirar y hacer latir tu corazón. Al practicar deporte o ir al gimnasio, aumentas el funcionamiento de tu metabolismo, esto hace que funciones como la digestión también se vean implicadas, ayudando a quemar más calorías. Con esto ayudas a perder grasa y mantener masa muscular, balanceando tu peso.

Músculos y huesos sanos

Mantener músculos y huesos fuertes y en buen estado es un resultado positivo del ejercicio. Con la ingesta adecuada de proteína, la actividad física desarrolla musculos. En el caso de los huesos, se mejora la densidad durante la juventud, una excelente forma de prevenir la osteoporosis en el futuro.

El ejercicio de alto impacto genera mejores resultados en ese tema: correr, gimnasia, fútbol o basketball. Otro tipo de actividad, como nadar y hacer ciclismo, pueden no representar el mismo desenlace, o al menos no al nivel de otro tipo de deportes.

Al hacer ejercicio, produces hormonas que ayudan a absorber aminoácidos, esenciales para la reparación y crecimiento del músculo. Tener una masa muscular fuerte (no necesariamente mucha) ayuda a evitar lesiones en el futuro, cuando el cuerpo demande más al hacer esfuerzo.

Mejora tu vida sexual

Seguramente no sea el primer resultado positivo que llega a tu cabeza, pero puede mejorar tu calidad de vida: tener mejor circulación, tonificación y flexibilidad puede ayuda a dar un empujón a tu vida sexual. Todos estos son resultados de realizar ejercicio de fuerza y cardio.

Un estudio en un grupo de mujeres de 40 años, demostró que al realizar ejercicio podían experimentar orgasmos de forma más frecuente. En hombres, realizar más ejercicio a la semana mejoraba su desempeño en la cama. También, en algunos casos, ayuda a reducir disfunción eréctil en casi 71%.

Finalmente, mujeres que sufren de síndrome de ovario poliquístico, que reduce el interés sexual, pueden experimentar una mejora en ese aspecto luego de entrenar con regularidad por 16 semanas.

En resumen

  • Reduce la ansiedad, depresión y estrés.

  • Te permite compartir con otras personas. 

  • Cargas de energía tu día.

  • Estimula tu cerebro.

  • Pierdes peso.

  • Músculos más fuertes y grandes.

  • Huesos resistentes y más densos.

  • Mejor rendimiento en tu vida sexual. 

¿Quieres un ejercicio que trabaje tus brazos, pecho, espalda, abdomen, piernas y glúteos? ¡Estás pensando en hacer crunch abdominal!

¿Te gustó este contenido?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *