Cómo preparar carne para asar: vuélvete un maestro del asado

Carbón, carne, asador y toda la actitud parece una fórmula simple para hacer el mejor asado. Aunque el momento del asado es considerado el paso más importante, la preparación previa es donde están todos los pequeños detalles que hacen la diferencia. ¿Quieres darle a tus invitados un plato bien preparado o uno memorable? La clave está en entender cómo preparar carne para asar y todos los pequeños pasos previos que te harán el maestro del asado.

El arte de preparar carne para asar está en los siguientes pasos clave:

  1. Elige el mejor corte
  2. Marina o adoba la carne
  3. Prepara el asador
  4. El momento del asado

1. ¿Cómo elegir el mejor corte de carne para asar?

Existen diferentes cortes de carne que te darán el resultado que quieres: satisfacer a todos los estómagos. La recomendación general es apuntar a músculos del animal (sea vaca, cordero, cerdo, etc) que sean poco ejercitados, de lo contrario tendrás que luchar con un corte tieso y difícil de cortar.

Ten en cuenta:

  • El solomillo.
  • Costilla.
  • Entraña.
  • Vacío.
  • Cuadril (tapa o colita)
  • Lomo
  • Lomito

El grosor del corte no debe ser menor a 2 ½ cm, pues en esas circunstancias es fácil que se cocine de más. El ideal es un corte de un centímetro más: 3 ½ cm. Con esto aseguras un tiempo de preparación justo, sin estar haciendo maromas para no quemar todos los pedazos que estés cocinando.

Por supuesto, ten en cuenta cómo luce la carne: preferible de color rojo brillante sobre un rojo más opaco. Mira las fechas de vencimiento si la compras en supermercado. Si vas a guardarla ten en cuenta estos tiempos:

  • En refrigerador: 1 día.
  • En refrigerador empacada al vacío: desde tres semanas hasta cuatro meses.
  • En congelador: más de 4 meses, hasta 18 meses con temperatura -18ºC.

2. Hora de marinarla o adobarla

La carne por si sola, con algo de sal y el humo de carbón es un plato atractivo para muchos. Pero recuerda: quieres impresionar, no solo llenar estómagos. Así que debes marinar o adobar los cortes que hayas comprado. ¿cómo hacerlo?

Primero, antes de pensar en especias, agrega bicarbonato o ablanda carnes, lo que te permitirá cortarlas con facilidad y transformar piezas algo duras en bocados blandos que todos disfrutarán.

Segundo, dale rienda suelta a tu imaginación con las especias. Hay recomendaciones simples como jugo de limón y sal o preparaciones más elaboradas que incluyen diferentes vegetales y polvo en especias (en el caso del adobo alguna combinación con aceites). Aquí la decisión es tuya. Solo imagina qué sabores te gustan de otros platos y empieza a experimentar.

La clave está en dejar la carne marinar y adobar, por lo menos, durante 1 o 2 horas. Lo ideal es dejarla desde la noche anterior en el refrigerador, para asegurarte que todos los sabores se combinen y no se pierdan durante el proceso de asado.

3. Prepara tu asador

En este paso todo depende del asador que tengas. En general, necesitarás un espacio abierto, mucho carbón y paciencia. No es el momento más divertido, pues encender el carbón puede tomar tiempo y manejar el humo que produce es molesto para algunos. Para encender el fuego te recomendamos usar papel o ramas secas. También existen ayudas químicas a base de alcohol, pero su uso debe ser de mucho cuidado y siempre dejando el recipiente lejos del fuego.

Por fortuna, en el mercado existen asadores diseñados para ahorrarte todas las dificultades mencionadas. Un ejemplo es el Foggo Grill: compacto, seguro y fácil de usar en todo momento. Mira el final del blogpost para conocer más de esta innovación pensada en los amantes del asado.

4. Cómo preparar carne para asar: el momento del asado

Con la carne correcta, marinada y el asador encendido, ahora queda la parte más fácil y divertida: hora de asar carne. ¿como preparar los cortes?

  • Coloca los cortes separados, sin que ninguno esté sobre otro.
  • Debes estar atento para voltear la carne, el primer momento para hacerlo es cuando la parte superior empieza a expeler gotas de sangre y jugo de carne.
  • Recuerda que estás cocinando con el calor del fuego, no con el fuego directo.
  • Toma como referencia un corte, para voltearlo y notar su color. Si va tomando manchas negras de quemadura, entonces voltea rápidamente el resto de piezas.
  • Dado que tienes piezas de 3 ½ cm, entonces querrás estar seguro que el nivel de preparación interno es el indicado. Corta el pedazo que tienes de referencia para ver que tan rojizo está en su interior. ¿termino medio? ¿¾? Todo depende del gusto de tus invitados.
  • Sírvela inmediatamente. Es la mejor experiencia del asado: probar un corte recién salido de las brasas.

¿Cómo hacer un asado más fácil?

El Foggo Grill, es la mejor opción para hacer un asado. Su sistema compacto, donde solo necesitas un puñado de carbón, te permite cocinar donde y cuando quieras. Seguro, fácil de encender con solo un botón y portátil, es tu solución para vivir más asados sin preocuparte. ¡Conoce más dando clic en el botón!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *