¿Cuál es la mejor carne para asar?: 10 claves para elegir el corte perfecto

carne para asar

El protagonista indiscutible de los asados es la carne. Probar el mejor corte en buena compañía es el objetivo de sacar el asador, preparar el carbón y ser chef por un día. Si quieres el asado más aplaudido, necesitas un protagonista que se lleve todas las miradas (o en este caso todos los mordiscos)  ¿cuál es la mejor carne para asar? A continuación te presentamos claves para elegir la carne correcta, cuáles son los cortes más populares y un par de consejos más para tener el mejor asado.

¿La mejor carne para asar? El gusto está primero

En la red encontrarás muchos consejos sobre las partes de la res que debes comprar, cómo elegirlos, qué tener en cuenta cuando cocinas, etc. Pero el primero consejo es simple: tu gusto está al frente de la fila. Solo tú sabes qué cortes prefieres y cómo los disfrutas. Así que no tengas miedo de experimentar, combinar consejos culinarios y guiarte por tu gusto y el de tus invitados.

Con eso claro, ten en cuenta los siguientes consejos para mejorar tu experiencia:

  1. Selecciona el corte que buscas.
  2. Encuentra el mejor lugar para comprar.
  3. Identifica olores.
  4. Revisa el empaque.
  5. Examina el color
  6. Identifíca detalles.
  7. Busca la cantidad de grasa ideal.
  8. Consigue el grosor indicado.
  9. Conservala correctamente.
  10. Mejora tu corte.

Parece una larga travesía para llegar a la mejor carne para asar, pero ¡es mucho más sencillo y rápido de lo que crees! Solo sigue nuestros consejos y el invitado principal de tu asado será el mejor corte:

carne para asar

1. Selecciona el corte que buscas

Aunque es cuestión de gustos, hay varios cortes muy solicitados cuando de asados se trata:

  • Bife de lomo.
  • Costilla.
  • Vacío.
  • Colita de cuadril.
  • Lomo.
  • Lomito.
  • Matambre.
  • Entraña.
  • Asado de tira.

Muchos de estos cortes comparten características como cantidad de grasa y dureza, ambos importantes para tener como resultado un plato tierno.

2. Encuentra el mejor lugar para comprar

Varios consejos que encontrarás en esta lista pueden ser más fáciles de lograr si compras en un lugar de confianza. El manejo de la carne es muy importante, dado que su descomposición es rápida. Por lo tanto, un establecimiento de confianza o que haga parte de una cadena grandes de tiendas siempre debe ser tu primer destino cuando de comprar carne se trata.  

Duda de establecimientos donde la refrigeración y el empacado parecen de mala calidad, pues no solo pones en riesgo tu asado: también tu salud.

3. Identifica olores

A veces el olor de un corte dice mucho más que su aspecto. Debes estar alerta a olores ácidos y agrios, que inmediatamente sean de mal gusto para tu olfato. La carne en descomposición puede generar todo tipo de enfermedades, indigestión e intoxicación.

4. Revisa el empaque

El empaquetado de la carne afecta su calidad y la rapidez con que se descompone. Cuando compras en establecimientos de calidad tienes más probabilidades de encontrar un producto protegido del ambiente. La recomendación es comprar carne que esté empacada al vacío, aunque eso no sea la norma.

Si lo anterior no es posible, busca empaques bien sellados, que no goteen y no estén rotos en ninguna parte: cualquier abertura deja entrar el aire, bacterias y olores del exterior.

5. Examina el color

Junto al olor, el color es una de las primeras muestras de la calidad de la carne. Siempre busca los cortes con el rojo más vivo, lo cual demuestra la frescura del producto (y con ello textura más suave). Aléjate de los cortes que se ven más opacos en comparación a otros de su mismo tipo. Por supuesto, los tonos verdosos o ennegrecidos están fuera de discusión, pues seguramente entraron en estado de descomposición.

6. Identifica detalles

Para dejar de lado el tema de la descomposición, te recomendamos ver otros detalles que te garantizan un corte de calida:

  • Superficie brillante
  • Se mantiene húmedo.
  • Sin aspecto viscoso o mucoso.

carne para asar

7. Busca la cantidad de grasa ideal

Si evitas la grasa en tus cortes, puedes estar perdiendo un agregado que hace tu plato más tierno. Las líneas de color blanco en la carne se derriten con el calor de la cocción y agregan características apetecidas como lo suave y jugoso.

La carne con marmoleado de grasa te ayudará a ofrecer bocados mucho más sabrosos, inclusive cuando la grasa es exterior o en los bordes. Si deseas puedes retirarlos cuando hayas terminado de cocinar, pero no lo hagas antes.

8. Consigue el grosor indicado.

Un corte muy grueso es difícil de cocinar y puede quemarse (por dejarlo de forma prolongada para tenerlo listo) o puede quedar demasiado crudo en su interior. Los cortes medianos y delgados son la mejor opción, pues te permiten prepararlos rápido y al nivel que tus invitados prefieran. Pero ¿cuánto mide un buen corte? No menor a 2 ½ cm y no mayor a 3 ½ cm.

9. Consérvala correctamente

Ya con tu corte ideal, tu tarea es conservarlo de la mejor manera. La primera recomendación es no volver a congelar la carne una vez la has descongelado una primera vez. Esto daña la consistencia y el valor nutricional. Pero a veces no es posible cocinar y consumir todos los cortes, por lo tanto ten en cuenta que la carne fresca a temperatura refrigeración dura 1 día; refrigerada al vacío dura entre 3 semanas y cuatro meses; y congelada a -18ºC dura hasta 18 meses. Estos son promedios que pueden variar por la calidad inicial del corte.

10. Mejora tu corte

Un buen corte, con el grosor indicado, el color más rojizo y la cantidad de grasa justa puede ser aun mucho mejor si lo adobas. El proceso de adobar es simple y mejora el sabor de las carnes. Puedes sorprender a tu familia y amigos con combinaciones que no han probado en ningún otro asado. Mira aquí recetas fáciles para adobar carne.

Estos 10 consejos te dejarán listo para traer los mejores cortes al asador. Pero la clave para ser un maestro del asado no termina ahí, conoce también como preparar carne para asar ¡solo debes dar clic en el botón!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *